Book info

Ética Para Amador (2005)

Ética para Amador (2005)
Rating
3.53 of 5 Votes: 4
ISBN
8434444704 (ISBN13: 9788434444706)
languge
English
genre
publisher
ariel
Rate book
Ética Para Amador (2005)
Ética Para Amador (2005)

About book: Es un librito divertido, cortito, y sencillo. Tiene varias citas importantes, mucho “background” digamos. No sé si realmente le resulta interesante a un chico de 15 años. No estoy de acuerdo con la idea de utilizar malas palabras para hacerse cercano. Más en general mi crítica ética es por la cuestión de la deidad. Pedirle al chofer del automóvil que escriba un manual, puede procurar muchos comentarios útiles, sin embargo el verdadero manual lo tiene que escribir el fabricante del auto, por una cuestión de posición digamos. Por lo que entiendo el quid del libro está en el asunto del “buen vivir”, Fernando lo anima a su hijo a vivir bien. Pero con cuidado, porque a veces lo que parece “darse un gusto” en realidad esconde desgracias. La definición usada de “buen vivir” entonces es algo así como ser feliz, y la felicidad viene definida por el estar bien con los otros, a largo plazo. Para describir esta situación usa fundamentalmente dos imágenes (entre otras). Una la de la película “ciudadano Kane”: Un tipo que gasta su vida en ganar dinero y poder en base a malgastar relaciones personales. Moraleja: Muere solo y triste, añorando el pasado. La otra imagen es la de Jacob y Esaú: Dos hermanos gemelos, de los cuales Esaú era el primogénito, pero que en un momento hambriento vende su primogenitura a Jacob por un plato de lentejas. Moraleja: A veces paciencia presente deviene en placeres futuros, y placeres presentes en males futuros. Sería entonces: Hay que tomar decisiones que nos lleven a vivir bien, pero no ingenuamente, sino inteligentemente. No parece mal consejo. Sin embargo (esta es mi crítica): Hay gente que “haciendo todo bien” solo recibe males, ¿no valdría la pena entonces buscar un poco más de placer presente? Si mañana moriremos, comamos y bebamos. Vale aclarar que la crítica no es mía, sino que el mismo pueblo judío que fue el que se dio cuenta de la cuestión “ética fundamental” del “no vale la pena comprar el plato de lentejas”, se dio cuenta después de esto. Por ejemplo, y muy interesante al respecto: El libro de Job, que describe la vida de una persona que hace todo agradable a los ojos de Dios. Pero el diablo le dice a Dios: te quiere porque tiene bienes, si le sacamos lo que tiene dejaría de quererte. Dios le concede hacer la prueba, y el diablo le va sacando cosas (incluso la familia, y todas sus posesiones) hasta que Job se cansa y maldice a Dios. Finalmente Dios se hace presente y devuelve la felicidad a Job. La cuestión en esto es doble: por un lado, el sufrimiento no siempre es consecuencia del pecado propio, porque en Dios el sufrimiento templa, redime. Por otro lado hay un alguien (Dios) por quien la lealtad, la fidelidad, vale más que la propia felicidad, más que la vida. ¡Incluso sin necesidad de recurrir a los argumentos cristianos de la cruz (y resurrección) y la vida eterna (más allá de la muerte)!. Pero si es necesario: Dios. Una causa más profunda para el comportamiento ético que el “buen vivir”. “Buen vivir”, si, pero aunque sea sufrimiento, aunque sea privación. Porque fidelidad, amor a Dios (a Dios en el semejante), vale más que la vida, más que el “buen vivir” humano. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida?

Leímos esta obra para el curso de Teorética II, que, para nuestro profesor, era una introducción a la «antropología filosófica». Savater plantea la cuestión sobre la ética ―más adelante hará referencia a la distinción técnica entre moral y ética sin ahondar en ella (pp. 54-55)― de esta manera: «entre todos los saberes posibles existe al menos uno imprescindible: el de que ciertas cosas nos convienen y otras no» (p. 20) Lo que, algunas páginas más adelante, se llamará el «arte de vivir» (p. 31) o, si se prefiere, «[el arte] de darse la buena vida» (p. 74)Respecto a saber sobre lo que nos conviene o no, lo primero que se hace es elegir, decidir. Y de esta forma se llega «a la palabra fundamental de todo este embrollo: libertad» (p. 25) Luego se clasifican los motivos que nos condicionan a todos de una u otra forma en (pp. 40-44):A) Órdenes: que se pueden acatar por...a.1> Miedo.a.2> Respeto.a.3> Recompensa.B) Costumbres: que se dan por...b.1> Comodidad.b.2> Presión de grupo.C) Caprichos: que pueden ser...c.1> Espontáneosc.2> Órdenes paradójicas.Hasta aquí todo bien... Luego, Savater hace algo que parece contradecir aquello que se dice desde las primeras líneas, es decir, que esta obra «no es un manual de ética» (p. 9), cuando ofrece una serie de pasos para «curar la imbecilidad moral» (p. 97) Sin embargo, cualquiera se siente en algún momento lo suficientemente capaz de dar consejos.Al final, aunque lo leí por obligación (punto A), puedo decir que lo que más me gustó de la obra fueron las lecturas recomendadas luego de cada capítulo, que seguro abarcan los temas aquí planteados de forma mucho más amplia y académica ―digo esto como una apuesta, dado que aún no he leído las sugerencias dadas―. Si tuviese que citar algunas de las palabras de Savater en este breve libro, me quedaría con éstas: «Al arte de poner el placer al servicio de la alegría, es decir, a la virtud que sabe no ir a caer del gusto en el disgusto, se le suele llamar desde tiempos antiguos templanza» (p. 145)
1
353
download or read online
Reviews
El alquimista del tedio Alquimista del tedio
Este libro publicado por Fernando Savater en 1991 se tradujo luego a 26 idiomas y se comercializó en treinta países, según reza la contraportada. Nada mal para un libro de ética. Ahora que los libros de autoayuda (los “eróticos” también), ocupan más espacio en las librerías que los de filosofía, creo que Fernando lo tendría más complicado para lograr un éxito parejo.Amador es, en 1991, el hijo adolescente de Fernando y su padre quiere escribirle algo parecido a una carta, este libro, donde le tratará de explicar como buenamente pueda de qué va esto de vivir. No consiguió Wittgenstein con sus libros aniquilar lo demás libros del mundo, ni lo consigue tampoco Fernando con esta Ética. Ya ha dicho Fernando en alguna entrevista que él no ha aportado nada sustancial a la filosofía y se siente más cómodo en el papel de divulgador, dándonos a conocer qué es lo que han dicho los grandes de la filosofía sobre los aspectos que a todos nos desvelan y apasionan.La ética la centra Fernando en el acto (o para decirlo con Fromm, el arte de vivir), de vivir lo mejor que se pueda, respetando al otro, poniéndonos en su lugar, siendo abiertos de miras, tolerantes, buscando siempre el bien, la virtud, lo bueno, aquello que nos hace sentir bien, más allá de lo establecido por esos marcos jurídicos que penalizan o no ciertos comportamientos nuestros.La clave está en pensar por nosotros mismos, llegando a la conclusión de que hacemos lo correcto o no, no mediatizados por una norma, por el miedo a una sanción, sino desde el convencimiento de que aquello es lo justo, lo virtuoso, todo ello en la red de relaciones e intereses en la que nos movemos, como seres sociales que somos, nos guste o no.Su aire antipedagógico, nada moralizante, su sencillez y falta de ambición, su cariz socrático, de preguntar más que el ir dando respuestas de manual, es lo que lo convierte para mí este libro de Fernando en algo valioso.Acabo con una cita que aparece en el libro, de John Stuart Mill de su libro Sobre la libertad. Ahora que los irlandeses están votando en referendum acerca de si quieren legalizar o no el matrimonio entre personas del mismo sexo, creo que la libertad y el progreso, pasan por ahí: por abrir puertas, o armarios, y despejar mentes y horizontes.“La única libertad que merece ese nombre es la de buscar nuestro propio bien, por nuestro camino propio, en tanto no privemos a los demás del suyo o les impidamos esforzarse por conseguirlo. Cada uno es el guardián natural de su propia salud, sea física, mental o espiritual. La humanidad sale más gananciosa consintiendo a cada cual vivir a su manera que obligándole a vivir a la manera de los demás”.
Fabiana Acosta
Reading Challenge #20: A book you were supposed to read in school but didn'tLa primera vez que traté de leer este libro no pude por lo aburrido que me pareció, años después logré terminarlo sólo porque era parte del Challenge, me parece excesivamente repetitivo, es lo más parecido a leer un ensayo donde el autor básicamente escribe la misma idea una y otra vez de diferentes formas sólo para lograr más páginas. Las dos estrellas son porque aunque el libro como tal no me gustó, hubo dos capítulos que no me parecieron malos."Lo que hace «humana» a la vida es el transcurrir en compañía de humanos, hablando con ellos, pactando y mintiendo, siendo respetado o traicionado, amando, haciendo proyectos y recordando el pasado, desafiándose, organizando juntos las cosas comunes, jugando, intercambiando símbolos…"
Javier
Para ser un libro que me hayan dejado leer en la escuela estuvo muy bien y creo que no pudo llegar en un mejor momento a mi vida. Es ligero y lleno de reflexiones que me parecieron excelentes, el lenguaje coloquial y los ejemplos tan más descabellados pero creíbles hacen de esta lectura una delicia y eso que estamos hablando de ética, un tema en el que jamás había profundizado y sinceramente jamás me había interesado porque claro, tenía una definición incorrecta. Aunque hubo varios temas que se me hicieron medios tediosos y no concuerdo con el autor en todo es una lectura imprescindible.
Review will shown on site after approval.
(Review will shown on site after approval)